martes, 31 de enero de 2012

Marcas de ayer

"Siento que te conozco hace tiempo.
De otro milenio, de otro cielo.
Dime si me recuerdas aún.
Sólo con tocar tus manos,
puedo revelarte mi alma.
Dime si reconoces mi voz"






Desde el momento en que te conocí supe que era nuestro destino.
No de esos de novelas, sino de verdad.
Al ver tus ojos, esos ojos que me paralizaron, vi mi alma reflejada.

Y empecé a escribir. Porque eso me ayudaba a recordar.
Recordar que tus besos eran pedazos del cielo,
que tus caricias eran antiguas marcas en mi piel,
que nuestras uniones eran sagradas,
marcadas en el ciclo de la vida,
selladas en nuestra alma.

Y pude ver que por ti sería capaz de todo,
incluso de permanecer en el eterno círculo,
sólo para saber que en la próxima vida nos reencontraríamos.

Sé que está vez no fue fácil.
Que la vida y la rutina hizo que olvidara tus ojos,
que se viera difuso tu cuerpo,
de durmiera mi alma en vez de vivir en tu piel.

Sé que no hice lo correcto,
y daría todo por una última oportunidad,
por lo menos en esta vida.
Si no es así,
espero recordar todo,
para no cometer los mismos errores,
para no dejarte escapar.

Porque en ti me siento viva,
me siento plena.

No hay comentarios.: